San Juan de Gaztelugatxe, nuestra particular muralla china

por | Top Destinos, Visita Guiada

Un islote, una ermita, una campana que tocada tres veces regala deseos, y 231 peldaños, para culminar uno de los recorridos más bellos de la costa vasca. San Juan de Gaztelugatxe aparece batido por el viento y su fuerte oleaje, en medio del Cantábrico, aguanta estoicamente el envite de un mar feroz que descubre al viajero un entorno realmente atractivo, con la pequeña isla de Aqueche a un lado y la singularidad del litoral vizcaíno durante todo el recorrido.

Situado a medio camino entre las poblaciones de Bakio y Bermeo, esta maravilla de la naturaleza, modelada por la mano del hombre, lleva desde el siglo X asombrando al viajero, pues tanto la península como la ermita han tenido una vivida historia, marcada por sangrientas batallas, naufragios temibles e incendios devastadores, que no han hecho más que magnificar la leyenda indomable de un lugar de proporciones épicas.

Cómo llegar

El acceso se puede realizar desde la carretera BI-3101 que une Bermeo con Bakio, en un recorrido relajado repleto de belleza. A pie de carretera, situado a unos 600 metros del restaurante Eneperi, encontraremos un aparcamento bastante ámplio donde podremos estacionar nuestro vehículo. GPS: N 43º 26’ 25” / W 2º 47’ 00”. Es conveniente llegar a primera hora, pues Gaztelugatxe es uno de los lugares más visitados del País Vasco.

San Juan de Gaztelugatxe

Un serpenteante camino formado por 231 escalones

Acceder a San Juan de Gaztelugatxe es toda una aventura, pues llegar a culminar sus 231 escalones nos hará apreciar, más si cabe, tanto su maravilloso enclave como el esforzado recorrido que deberemos realizar, a través de uno de los tramos de costa más bellos del País Vasco. La primera parte del mismo consta de un sendero de tierra que se inicia en la parte de atrás del restaurante, el cual tendremos que rodear una vez hayamos estacionado nuestro vehículo.

El primer tramo, hasta llegar a su famosa escalera de piedra, nos llevará una media hora. A mitad del camino encontraremos el primer mirador, desde el qué podremos tomar aliento y hacer alguna fotografía. Tras este primer tramo, de bastante pendiente y que deberemos superar a la vuelta, llegaremos al primer escalón que marca la verdadera ruta hasta llegar a San Juan de Gaztelugatxe. Una vez en este punto nos tocará conquistar los 231 escalones de piedra, que nos llevarán hasta la pequeña ermita, situada en lo alto de un agreste y solitario peñón.

Durante el recorrido podremos disfrutar de unas vistas fabulosas y de un prolijo camino, repleto de mensajes, señales y crucifijos, que nos llevarán a recorrer su particular “Vía Crucis”, incluso podremos ver la supuesta huella que dejó marcada San Juan Bautista en el lugar. Si todavía os quedan fuerzas y el sol aprieta, os proponemos bajar las escaleras metálicas, que descienden hasta el nivel del agua, y así poder refrescaros en alguna de las calas de agua cristalina, que podréis disfrutar en esta visita efervescente.

Al llegar a la ermita, disfrutaremos de un lugar místico en el cual se respira camaradería y buen rollo. Eso sí, antes de emprender la vuelta, no olvidéis hacer repicar su campana tres veces y pedir con pasión un deseo, pues según cuenta la leyenda siempre se cumple.

Una ermita dedicada al mar

La ermita de San Juan de Gaztelugatxe es un edificio espartano de planta rectangular con muros en mampostería reforzados con contrafuertes. Se desconoce la fecha exacta de su construcción, pero se sabe que en el año 1886 fue objeto de una gran reforma.

Como no podía ser de otra manera, la ermita está consagrada a San Juan Baustista y a los marineros, y en su interior encontramos cuadros representando embarcaciones a punto de naufragar y maquetas de barcos colgados a modo de ofrenda. Es también un gran reclamo turístico su tradicional romería, que se celebra cada año el 24 de junio, en la que multitud de personas acuden en peregrinación, desde las localidades vecinas, para cumplir promesas o asistir a las misas que se celebran en el lugar desde la madrugada.

Culminar los 231 escalones
nos hará apreciar
el maravilloso enclave
en el que se encuentra
San Juan de Gaztelugatxe

Una historía de Santos, Piratas e Inquisidores

A lo largo de los siglos, San Juan de Gaztelugatxe ha sufrido incendios, batallas y asaltos, y la iglesia ha tenido que ser reconstruida en múltiples ocasiones. En el siglo XII se convirtió en un convento, sin embargo, dos siglos más tarde, los frailes abandonaron el lugar llevándose todos los objetos de valor. Tuvo también un propósito defensivo, protegiendo el poder del señorío de Bizkaia, y fue utilizada como baluarte contra el Rey de Castilla, Alfonso XI, ya que los siete “Caballeros de Bizkaia” lucharon contra él en este pequeño peñasco.

En 1596, fue atacada por uno de los piratas más famosos, Sir Francis Drake y sus corsarios, saqueando todo lo que encontraron y matando al ermitaño que cuidaba del lugar, tirándolo desde la parte más alta de la isla.

San Juan de Gaztelugatxe desempeñó, a su vez,  un papel secundario durante la Inquisición española, pues las brujas y sus reuniones nocturnas, conocidas como “akelarres” en euskera, siempre han formado parte de la mitología vasca. Por esta razón la iglesia católica dedicó mucho tiempo y recursos a la caza de brujas en esta zona. De hecho, muchos de los acusados por brujería eran encarcelados en las cuevas de San Juan de Gaztelugatxe.

La pequeña ermita fue deteriorándose con el paso de los años, hasta ser finalmente demolida en el año 1886 y reconstruida completamente. Durante el proceso de demolición, todos los objetos encontrados de valor, como monedas y bolas de cañón, fueron lanzados al agua sin ningún miramiento, perdiendo así la posibilidad de conocer algo más de la historia de esta peculiar construcción.

De primera mano

Debido a las duras condiciones climatológicas de su localización, cada año se ocasionan daños significativos en Gaztelugatxe. Por este motivo, es conveniente informarse en la Oficina de Turismo de Bermeo antes de gestionar nuestra visita, para así poder obtener información actualizada del sendero que recorre este bonito emplazamiento.

Texto: Loli Beltrán  ·  Fotos: On Road Magazine

Aparcamiento San Juan de Gaztelugatxe

  • Coordenadas GPS: N 43º 26’ 25” / W 2º 47’ 00”
  • Precio: Gratuito.
  • Servicios autocaravanas: No

¿Quieres descubrir más destinos?

Susbríbete a On Road Magazine

Hazte Premium

Descubre otros lugares interesantes

¿Te ha gustado este artículo?

¿Te ha gustado este artículo?

Si quieres estar informado de todo lo que ocurre en On Road Magazine, suscríbete a nuestro boletín gratuito de noticias. Viajes, noticias de actualidad, vehículos, sorteos y mucho más!

Tu suscripción a nuestro boletín se ha realizado correctamente.