Ortigueira’ s Road trip

por | Monográfico, Top Destinos

Viajar a la ría de Ortigueira en autocaravana es una experiencia sensorial que recomiendo a cualquier viajero. Su atractivo paisaje, a caballo entre Escocia y Reino Unido, ofrece multitud de posibilidades al viajero, ya que recorre un entramado de pequeñas carreteras secundarias, que se retuercen entre eucaliptus, para bordear los acantilados más altos de Europa.

Situada en la costa norte coruñesa, Ortigueira nos brinda la posibilidad de realizar un Road Trip con todas las garantías y, además, descubrir emplazamientos que parecen sacados de una película rodada en el fin del mundo, con sus ritos mágicos, sus antiguas tradiciones y toda la parafernalia de un evento tan singular como el Festival Internacional do Mundo Celta, que reúne a los mejores músicos de Galicia, Asturias, Bretaña, Cornualles, Irlanda, Escocia, Gales y la Isla de Man. A los conciertos se suman una extensa programación cultural a la que, cada año, acuden miles de visitantes, que acampan en la vecina playa de Mourozos.

Su singular ubicación, entre el océano Atlántico y el mar Cantábrico, pondrá la guinda final a un pastel delicioso, alumbrado por faros que disipan la lluvia, el viento y la niebla, y señalan pequeñas calas solitarias de arena blanca, con acantilados sin fin, en una ruta diseñada para los viajeros más exigentes.

Cómo llegar

Nuestro Road Trip gallego comienza a cien kilómetros al noreste de A Coruña. Para llegar hasta Ortigueira, tomaremos la autopista AP-9 hacia Ferrol, desviándonos en la salida 21F, Cabanas, para posteriormente tomar la AC-862 que nos conducirá hasta la Ría de Ortigueira.

Encrucijada de caminos

Entre los cabos de Ortegal y Estaca de Bares, la ría de Ortigueira recorre una serpenteante costa, a través de la cual descubriremos pequeños puertos escondidos, realmente pintorescos, y una gastronomía digna de una marajá. Pero para comenzar a disfrutar de sus bondades antes deberemos encaminarnos hacía la ría de Ortigueira que, ya de entrada, se nos presenta como una gran encrucijada: a mano derecha hallaremos una carretera que nos conducirá hasta el Mirador de A Miranda, un lugar muy recomendable, sobre todo por la vista casi cenital de la ría; de frente, desciende con ímpetu la población de Cariño, con sus exclusivas vistas; y, a la izquierda, la carretera nos conduce también a Cariño, pero dando un rodeo bastante importante por el cabo Ortegal. ¡Cómo véis, comenzamos la ruta teniendo que tomar las primeras decisiones importantes!

Cabo Ortegal / GPS: N 43º 16' 20" / W 7º 52' 5"

Cariño / GPS: N 43º 43' 05" / W 7º 52' 12"

Ortigueira / GPS: N 43º 40' 45" / W 07º 51' 04"

Espasante / GPS: N 43º 43' 00" / W 7º 48' 00"

O Barqueiro / GPS: N 43° 44′ 41″ / W 7° 40′ 50″

Estaca de Bares / GPS: N 43º 47' 03" / W 07º 41' 03"

Área de Cariño / N 43º 44' 1'' / W 7º 52' 28''

Cabo de Ortegal: Cabo de Venus

Una vez decidida la ruta, debemos tener en cuenta que el Cabo Ortegal es el segundo cabo más norteño de la Península, solo superado por el Cabo de Estaca de Bares, y sin duda el más afilado y desafiante de todos, con sitio justo para circular a través de una estrecha carretera, con curvas cerradas y continuas, que nos conducirán hasta el Faro de Ortegal, que parece de juguete, acompañado por tres temibles islotes llamados, Os Aguillóns, que se adentran en el mar desafiando sus embravecidas olas. Se trata de un plato fuerte, solo apto para los viajeros más arriesgados. GPS: N 43º 16′ 20″ / W 7º 52′ 5″

Su amplia arcada se abre al océano Atlántico, flanqueada por dos fuertes salientes rocosos, la Punta do Limo, situada al oeste, y la Punta de Os Aguillóns, situada al este, donde se emplaza el Faro de Ortegal, una torre cilíndrica de 10 metros de altura, pintada de blanco y rojo.

El cabo Ortegal es también el origen de la denominada Gran Ruta de Senderismo del Medievo (GR 50), única de este tipo en las rías altas, que llega hasta el casco histórico de Betanzos. Si os animáis a realizarla deberéis ir bien pertrechados, ya que tiene una duración aproximada de 23 horas.

Cariño, sin conservantes ni colorantes

Situada a unos tres kilómetros al sur del Cabo Ortegal encontramos la población de Cariño, a la que llegaremos a través de buenas carreteras. Una vez en la población, atravesaremos la localidad hasta llegar a su bonito puerto, donde aparcaremos la autocaravana plácidamente. GPS: N 43º 43′ 05″ / W 7º 52′ 12″

Sus casas encaladas y sus barcos multicolores, al abrigo del dique, forman la estampa más reconocible de esta bonita población de pescadores. La misma desciende de cara al océano Atlántico, con elevados acantilados como el de Herbeira, considerado el más alto de la Europa continental. Son también recomendables la visita al Santuario de las Aves; San Xiao do Trebo, antiguo asentamiento romano; la Capilla de la Virgen del Carmen; y sus fantásticas playas. Asimismo, os recomendamos hacer una pequeña parada en cualquiera de sus restaurantes, para degustar sus famosos  percebes.

Ortigueira, con nombre propio

En el fondo de la ría encontramos la población de Ortigueira, en la que podremos aparcar en un amplio parking situado a mano izquierda, justo a la salida de la población. GPS: N 43º 40′ 45″/  W 07º 51′ 04″.

Abrigada por un mar agreste y rodeada de una feroz naturaleza, Ortigueira aparece ante el viajero aderezada por campos de cultivo y frondosos bosques. La ensenada, además, nos ofrecerá infinidad de calas, lagunas, arenales y meandros, que conforman una costa realmente atractiva. En cuanto a la población, su barrio más pintoresco es el de O Ponto, con sus callejas estrechas dispuestas en torno a la Plaza Dos Anxos, donde se sitúa el Ayuntamiento. También es recomendable visitar el antiguo teatro de la Beneficencia, recientemente restaurado y su Iglesia barroca. Ya en el puerto, las calles Real y Cantón, nos mostrarán las casas nobles de la villa y sus bonitos jardines públicos. No os perdáis el camino de tres

kilómetros que rodea la Península de Miñano, con sus arboledas y su soberbio paisaje marítimo. Por último, si vuestras vacaciones coinciden en el mes de julio, apuntad del 14 al 17 como fecha ineludible, ya que comienza el Festival Internacional do Mundo Celta, y la población se transforma con el espíritu celta y muestra su cara más moderna y transgresora.

Espasante: pequeño, pero con mucho encanto

Continuaremos la ruta hacia el norte, hasta llegar a Espasante, un pintoresco pueblo marinero, con dos playas singulares y una atalaya con unas vistas preciosas, situado en una pequeña península, desde la que tendremos unas estupendas vistas de la Isla de San Vicente. En su pequeño puerto podremos degustar erizos de mar, que son uno de los manjares más típicos de este litoral. GPS: N 43º 43′ 00″ / W 7º 48′ 00″

Loiba, O Barqueiro y Porto de Bares

Antes de llegar a Estaca de Bares visitaremos el pequeño pueblo de Loiba, incrustado en medio de una naturaleza prodigiosa. En esta zona del recorrido, las rocas de los acantilados forman verdaderos monumentos, con grutas submarinas llamadas furnas, que emergen en la bajamar. La costa de Loiba cuenta, además, con playas salvajes como la de O Picón, que es todo un espectáculo.

Entramos de lleno en el paisaje de la Ría de Barqueiro, donde haremos una parada corta para visitar la villa de O Barqueiro, uno de los pueblos más bonitos de todo el recorrido, con sus casas dispuestas en forma de anfiteatro y abiertas al río Sor. Igual de recomendable es la pequeña aldea pesquera de Porto de Bares, aún a salvo de la urbanización turística.

Estaca de Bares, fin del trayecto

Finalmente alcanzaremos el Cabo de Estaca de Bares, a través de una carretera estrecha y sinuosa, pero perfectamente transitable, que nos conducirá hasta uno de los cabos más antiguos y norteños de la Península Ibérica, ya que se cree que fueron los fenicios quienes lo construyeron en el siglo VII antes de Cristo. Aparcaremos la autocaravana en un emplazamiento con unas vistas impresionantes, situado a la izquierda de la entrada del Faro. GPS: N 43º 47′ 03″ / W 07º 41′ 03″

Ante su pequeña dársena veremos, a lo lejos, la Isla de Coelleira, refugio de aves marinas y lugar de estudio para ornitólogos de todo el mundo, ya que es un paraíso natural para las aves migratorias en su ruta desde la tundra y el Círculo Polar Ártico. El cabo se encuentra enmarcado por un paisaje de una belleza y un carisma excepcional, con enormes acantilados que separan las rías de Ortigueira y Barqueiro. En el extremo norte se ubica su Faro y unas instalaciones militares abandonadas, que pertenecieron a los Guardacostas de los Estados Unidos, y fue utilizada como estación de comunicaciones hasta 1991.

Y así, entre villas marineras con encanto, faros protectores, delicatesen varias, y unos paisajes de excepción, ponemos punto y final a nuestro monográfico por tierras gallegas, en el que hemos transitado por estrechas carreteras, hemos vivido experiencias inolvidables en estas tierras repletas de encanto y, sobre todo, volvemos a constatar el cariño que hemos sentido en todo momento al viajar en autocaravana por una comunidad que apuesta 100% por el Turismo Itinerante.

Texto: Loli Beltrán  ·  Fotografias: On Road Magazine

Datos prácticos

  • Parking Ortegal: GPS: N 43º 16′ 20″ / W 7º 52′ 5″
  • Cariño: GPS: N 43º 43′ 05″ / W 7º 52′ 12″
  • Ortigueira: GPS: N 43º 40′ 45″/  W 07º 51′ 04″.
  • Espasante: GPS: N 43º 43′ 00″ / W 7º 48′ 00″
  • Estaca de Bares (faro): GPS: N 43º 47′ 03″ / W 07º 41′ 03″

 

Área Municipal de Cariño

  • Coordenadas: N 43º 44′ 1” / W 7º 52′ 28”
  • Plazas: 15
  • Precio: Gratuita
  • Servicios: Vaciado grises y negras. Agua potable

 

¿Quieres tener este reportaje?

Hazte con el Magazine #49

Descubre otros lugares interesantes

¿Te ha gustado este artículo?

¿Te ha gustado este artículo?

Si quieres estar informado de todo lo que ocurre en On Road Magazine, suscríbete a nuestro boletín gratuito de noticias. Viajes, noticias de actualidad, vehículos, sorteos y mucho más!

Tu suscripción a nuestro boletín se ha realizado correctamente.