Consejos para comprar una autocaravana

por | En ruta, On Road World

Apenas sin darnos cuenta las vacaciones de verano han terminado y para muchas personas comienza una frenética carrera de obstáculos para adquirir una autocaravana, en un mercado, en el que la gran oferta existente será el principal factor con el que deberemos lidiar, ya que el mercado autocaravanista español es muy amplio y variado, sobre todo en el caso de vehículos nuevos, no así tanto, en el de segunda mano, por lo que nos podemos volver literalmente locos, buscando el vehículo perfecto. Es por ello que en On Road Magazine, queremos echar una mano a estos nuevos compradores, y ofrecerles unos prácticos consejos que les ayudarán a encontrar la autocaravana de sus sueños.

Ten claro el tipo de vehículo que quieres

Lo primero que debe hacer toda persona que ha decidido comprar una autocaravana, es informarse bien, de los tipos de vehículos existentes: campers, con o sin baño, autocaravanas perfiladas, capuchinas, semi-integrales o integrales, ya que a pesar de que todos son vehículos de ocio, cada uno tiene sus pros y sus contras. Unos nos encajarán mejor que otros, dependiendo del número de plazas que necesitemos y del tamaño del vehículo que nos guste conducir. Internet es una fuente de información inagotable, en la cual podremos descubrir fácilmente las diferencias entre cada tipo de vehículo, de forma que podamos determinar, cuál de ellos, es el que más encaja en nuestras necesidades.

Delimitar el presupuesto máximo

Resulta muy sencillo, más de lo que parece, que el presupuesto que nos hemos fijado vaya aumentando conforme vamos viendo autocaravanas. Por un poco más siempre tendremos algo mejor, pero esa espiral no termina nunca. Es por ello que, antes de empezar nuestra búsqueda, hemos de tener muy claro el dinero con el que contamos, y conviene no aumentarlo más de lo que nuestra economía familiar se pueda permitir. A todos nos gustaría viajar con la mejor autocaravana, pero con menos, también se puede disfrutar.

Ver mucho

Elegir una autocaravana es casi como elegir una casa, se puede hacer sobre plano, pero sólo cuando uno está dentro, sabe si es la adecuada o no. En el caso de las autocaravanas existen muchísimas distribuciones, con distintas variantes, medidas y diseños, lo cual significa que el abanico de posibilidades es interminable. En foto, ya sea en catálogo o por Internet, todos los vehículos parecen fantásticos, pero solo cuando uno entra en ellos, es capaz de saber si el espacio que ofrecen es el que realmente necesitamos.

En el caso del mercado de segunda mano, tendremos menos opciones donde elegir, y un gran inconveniente, las fotografías, ya que éstas no estarán realizadas por profesionales, y pueden ser de muy baja calidad. En este caso, una visita al vehículo es imprescindible, ya que nos permitirá conocer su estado real, ya no solo si la marca del vehículo nos resulta atractiva o nos encaja su distribución, sino también, si el propietario ha cuidado el vehículo de forma correcta.

 

Internet, un arma de doble filo

Siempre digo que Internet es el reflejo de nuestro mundo, tiene cosas buenas y cosas malas. En el caso del autocaravanismo nos permite acceder a un sinfín de ofertas de autocaravanas, tanto nuevas como de ocasión, mediante un simple “click”. En él, puedes encontrar ofertas muy buenas, pero también hay que ser cauto, pues existen muchos timos.

Es importante desconfiar de las gangas, pues nadie vende “duros a cuatro pesetas”. Una llamada de teléfono o una breve visita, puede ser un primer paso, y en ningún caso debemos realizar pagos o ingresos a empresas o particulares que no sean de confianza, o sin que hayamos comprobado que toda la documentación del vehículo está en regla.

Lo importante es el vehículo

Dice un antiguo proverbio que a veces los árboles no dejan ver el bosque; lo mismo puede suceder con los accesorios de una autocaravana, y es que, a pesar de que pueden facilitarnos la vida a bordo, hemos de tener claro, que lo que estamos comprando es un vehículo.

El tipo de vehículo, su distribución, su fabricación, su chasis o motor, o el estado de conservación de todos estos elementos en caso de vehículos de ocasión, son las preguntas que nos debemos hacer pues, una vez elegido el vehículo no lo cambiaremos durante años. La televisión, los paneles solares o las baterías auxiliares, son elementos que luego podemos adaptar. De hecho, en el caso de autocaravanistas inexpertos, lo más aconsejable es equipar el vehículo con lo justo y necesario, y no dejarse influenciar en demasía por vendedores u otros autocaravanistas, pues solo los kilómetros y la experiencia, nos mostrarán nuestras necesidades reales.

Pago de fianzas

Únicamente cuando estemos totalmente seguros de que es el vehículo que queremos, y que el vendedor es de total confianza, debemos realizar el pago de la fianza, ya que una vez abonada la misma, el vendedor no tiene la obligación de devolverla si nos echamos atrás. En dicho momento, resulta imprescindible la firma de un documento que especifique las condiciones de entrega y recogida del vehículo.

Este documento, que resulta habitual en el caso de un vehículo nuevo, también debería realizarse en caso de compra-venta entre particulares. Unas simples líneas, en las que especifiquemos el importe total pactado, la fecha en la que se realizará la venta y otras condiciones que consideremos importantes, resulta mucho más importante a efectos legales de lo que nos podemos imaginar.

Educación ante todo

Comprar una autocaravana es una mera transacción comercial, pero detrás de ella hay personas e ilusiones. Por un lado los vendedores, ya sean profesionales o particulares, intentan vender el vehículo obteniendo el mayor beneficio por él. Por otro lado, los compradores quieren obtener lo mejor y al mínimo precio posible, sobre todo, en vehículos de segunda mano. Este es un mundo donde impera la ley de la oferta y la demanda, por lo que si un vehículo está muy por encima del precio de mercado, simplemente no se venderá. Eso sí, tampoco es de recibo, enviar ofertas muy por debajo del valor estipulado por el vendedor, ya que únicamente conseguiremos que éste no nos tome en serio.

Por otra parte, resulta imprescindible conseguir la máxima información sobre el vehículo. La mayoría de vendedores la ofrecerá sin problemas, pero el tiempo de todos tiene un valor y conviene tener claro, previamente, que el vehículo y su precio nos encajan. Asímismo, nadie está obligado a comprar, por lo que el vendedor no debería molestarse si finalmente no nos convence el vehículo, si bien lo mínimo que debemos hacer en este caso, es comunicárselo.

Sin duda, las transacciones comerciales a veces pueden ser complicadas y tediosas, pero no debemos olvidar que la educación es como el aire, no cuesta dinero, y nos hace la vida mucho más sencilla.

Texto: Conrado Rodríguez  ·  Fotografias: On Road Magazine

¿Quieres estar al día de todas las noticias del sector?

Suscríbete a On Road Magazine

Descubre más noticias del sector

¿Te ha gustado este artículo?

¿Te ha gustado este artículo?

Si quieres estar informado de todo lo que ocurre en On Road Magazine, suscríbete a nuestro boletín gratuito de noticias. Viajes, noticias de actualidad, vehículos, sorteos y mucho más!

Tu suscripción a nuestro boletín se ha realizado correctamente.