Cataratas del Rhin, el espectáculo del agua

por | Top Destinos, Visita Guiada

El Rhin fluye relajado a través de tierras densas de color esmeralda y pequeños pueblos medievales, algunos de ellos decorados con preciosos castillos, ofreciendo una imagen muy diferente a otras cataratas que podremos visitar en Europa. Las “Rheinfall” reciben un millón trescientas mil visitas al año y, su atractivo sistema de pasarelas, se ha convertido en una cita ineludible, para aquellos viajeros que buscan vivir una aventura inolvidable en este “Niágara en miniatura”.

Su trazado natural, a su paso por Alemania, está poblado de fortificaciones que sirvieron antaño de vivienda y defensa para muchos nobles alemanes, pero el Rhin, en su vertiente suiza, cambia de aspecto y se apodera de rocas y peñascos en una vertiginosa caída de más de treinta metros de altura, que brinda un espectáculo único que lidera los saltos de agua europeos, pues es la catarata más grande de Europa, con un caudal de 700 metros cúbicos de agua por segundo, en un descenso atronador de dimensiones “extraordinarias”.

Cómo llegar

Dos son las opciones que tendremos para llegar hasta la población de Schaffausen, en el Alto Rhin. La primera es entrar a Suiza por Ginebra; esta opción es muy recomendable si vais a visitar Suiza, pero si no tenéis intención de visitar el país transalpino, es preferible entrar por Alemania, ya que de esta manera os evitaréis comprar la famosa viñeta suiza.

Una vez en la población existen cuatro grandes aparcamientos de pago cerca de las cataratas, tres a un lado del rio y un cuarto algo más alejado. Nosotros nos dirigiremos al parking para autocaravanas, situado a unos minutos de la catarata. En el mismo se puede tanto aparcar como pernoctar, pero los precios han subido considerablemente; 1h 5€/ 24 horas: 36€. GPS: N 47º 40′ 27″ /  E 8º 36′ 31″

Entradas

El precio de la entrada es de 5 francos suizos por persona, un precio bastante económico para el nivel del país. La entrada da acceso a una serie de pasarelas y miradores, desde los cuales pueden verse las cataratas a diferentes alturas. (No aceptan tarjetas de crédito).

Parking Rheinfalls. GPS: N 47° 40' 27'' / E 8° 36' 31''

Castillo de Laufen  I

Tras cruzar por la parte peatonal del viaducto, subiremos a pie hasta el Castillo Laufen que domina todo el conjunto de las cataratas. Una vez allí, comenzaremos la visita a este entrañable y veterano edificio de más de 1000 años de historia, que se levanta en el acantilado justo encima de las cataratas.

Esta fortaleza de estilo renacentista, en la actualidad funciona como restaurante, hotel y albergue para jóvenes, y permite un primer acercamiento para ver las cataratas pues, desde el mismo, podremos disfrutar de varios miradores a distintos niveles situados en el margen sur del río. Desde marzo de 2010, los visitantes además podrán aprender más sobre la catarata, en un nuevo centro interpretativo denominado “Historama”, en el que podréis ver una exposición interactiva sobre la misma, y los más pequeños podrán hacer un “break” para disfrutar del nuevo parque infantil.

Tras visitar el Castillo Laufen, proseguiremos nuestro recorrido en el “Sendero Belvedere”, por el que descenderemos lentamente hasta las cataratas, parando en los distintos miradores que encontraremos. Este sendero generalmente tiene mucho tráfico de visitantes, por lo que deberemos tener paciencia, hasta llegar a los miradores más espectaculares, que se encuentran al final del recorrido.

 

El primero atraviesa una pequeña cueva y, en él, podremos tocar y oír el ruido ensordecedor del agua. El siguiente mirador, denominado “Känzeli Viewpoint”, nos ofrecerá unas excepcionales vistas, ya que desde él podréis ver cómo el río pasa por encima de vuestra cabeza. Eso sí, es aconsejable llevar chubasquero si no queréis terminar chorreando.

La Rheinfallsfelsen

Proseguiremos nuestra visita pasada por agua, en uno de los puntos de observación más interesantes del recorrido, “La Rheinfallsfelsen”, una gran roca con un mirador en mitad de las cataratas, que nos ofrecerá una vista sensacional, tanto del emplazamiento como del estruendoso recorrido del río.

Esta gran roca, que preside el centro de las cataratas del Rhin, es mucho más antigua que las propias cascadas. De hecho, la misma, resultó una pieza clave en la creación de estos grandiosos saltos de agua, pues parece increíble que esta enorme roca, visible a lo lejos por la cruz blanca del estandarte suizo que luce en su cima, haya podido resistir el paso del agua y la erosión, producida por la misma durante tantos siglos.

Para poder llegar hasta este fabuloso mirador, hemos de tomar uno de los barcos que navegan en estas aguas bravas teñidas de esmeralda. El recorrido dura tan solo cinco minutos desde cualquiera de las dos orillas del Rhin, (Laufen Schloss o Wörth Schloss). Su precio es algo elevado, 10 francos suizos por persona, pero es una experiencia muy recomendable, ya que  podremos disfrutar de la “brutal fuerza” que tiene el Rhin a su paso por Suiza. El viaje incluye un buen chapuzón y una dosis extra de adrenalina.

Tras bajarnos de la barcaza, una estrecha y empinada escalera nos conducirá hasta la cima del observatorio. Desde las alturas y entre las brumas provocadas por el agua pulverizada de la catarata, encontraremos el solitario Castillo Laufen, esta vez visto desde un prisma que parece desdibujar la realidad, para convertir la imagen del mismo, en un mero espectador de una naturaleza atronadora y salvaje.

Castillo Wörth

Una vez saciada nuestra curiosidad en las cataratas propiamente dichas, continuaremos la visita en el otro lado del río, concretamente en el Castillo Wörth, un edifico del siglo XII muy atractivo.

Desde este lado del río, también tendréis varias opciones de visita. La primera es tomar otro barco y disfrutar de las diferentes rutas que se pueden realizar por el río; y la segunda es alquilar una canoa para bajar hacía el lado más tranquilo y calmado del Rhin, y así terminar nuestra visita a estas fabulosas Cataratas.

Texto: Loli Beltrán  ·  Fotos: On Road Magazine

Parking autocaravanas Rheinfall:

  • Coordenadas GPS: N 47º 40′ 27″ / E 8º 36′ 31″
  • Precio: 5 € hora / día completo: 36€
  • Servicios autocaravanas: repostaje: agua potable, vaciado grises y negras y WC,

¿Quieres viajar seguro?

Viaja con todas las garantías

Elige Zalba-Caldú

Descubre otros lugares interesantes

¿Te ha gustado este artículo?

¿Te ha gustado este artículo?

Si quieres estar informado de todo lo que ocurre en On Road Magazine, suscríbete a nuestro boletín gratuito de noticias. Viajes, noticias de actualidad, vehículos, sorteos y mucho más!

Tu suscripción a nuestro boletín se ha realizado correctamente.