Bosque Sagrado de Bomarzo, el Parque de los monstruos

por | Top Destinos, Visita Guiada

El Bosque Sagrado de Bomarzo, coloquialmente conocido como Parque de los Monstruos, es un lugar realmente extravagante, incluido en una de las Rutas esotéricas más famosas de Italia. Si a la ya imponente presencia de este Bosque Sagrado, le añadimos una aureola de magia y mitología por estar ubicado dentro del antiguo territorio etrusco, nuestra visita guiada, no puede incluir más atractivos para el viajero.

Situado en la población de Bomarzo, en la provincia de Viterbo, entre los Montes Cimini y el Valle del rio Tévere, esta obra de reminiscencias etruscas fue encargada por Pier Francesco Orsini, conocido como el Príncipe Jorobado, al morir su esposa. Como muchas de la grandes obras que atesoran una triste historia a sus espaldas, el Bosque Sagrado de Bomarzo también la tiene, pues este príncipe atípico emprendió un viaje hacia la eternidad, de la mano del arquitecto Pirro Ligorio, quien le ayudó a plasmar el dolor por la pérdida de su esposa, a través de esculturas grotescas esculpidas en la roca.

Los trabajos comenzaron en el año 1552 y concluyeron en 1558, dando lugar a la conocida como “Villa de las maravillas”.

Cómo llegar

Situado a unos 90 kilómetros de Roma, la mejor opción para llegar a Bomarzo es la autopista A1 (Roma-Firenze) y desviarse en dirección Orte, para proseguir por la carretera SS-204. Más tarde continuaremos por la SS-675, hasta llegar a la salida de Bomarzo y Soriano.

El Parque de los Monstruos se puede visitar durante todo el año desde las 8 de la mañana hasta el anochecer, y cuenta en su entrada con un amplio parking, bar y área de servicio específica para autocaravanas. Precio entrada 9€/persona.  GPS: N 42° 29′ 29″ / W 12° 14′ 51″.

Parque de los Monstruos. GPS: N 42° 29′ 29″ / W 12° 14′ 51″.

Información práctica

Al visitar Bomarzo por primera vez, podréis comprobar que este Bosque Sagrado se encuentra repleto de fútiles advertencias: “Quien con la ceja arqueada y el labio apretado no va por este lugar, carece de admiración, pues éste es uno de los lugares solitarios más famosos del mundo…”. Pero para entender el alma torturada de su creador, nada mejor que exponer las palabras del Príncipe a su arquitecto: “Construye un lugar alejado de la armonía, de la alegría y de la belleza que debería tener una obra renacentista, para reflejar el dolor de mi corazón y poder dedicar así, este jardín, al alma de mi esposa fallecida”.

Recorrido por el Parque de los Monstruos

Nada más comenzar nuestra visita al Bosque Sagrado de Bomarzo, dos “esfinges” con forma de “mujer-león” nos darán la bienvenida. Una de ellas, además, tiene el rostro de Giulia, la mujer fallecida del Príncipe Jorobado. Desde este punto también descubriremos varios mensajes de advertencia: “Quién no muestra estupor ante las estatuas de Bomarzo, no podrá admirar las siete maravillas del mundo”. Junto a las esfinges hallaremos una serie de bustos, que representan a algunos dioses como Saturno, Jano o Fauno, volviendo a mostrar al visitante, en sus pedestales, la siguiente frase del recorrido,  “Tú que aquí entras con la idea de verlo todo de parte a parte, dime si tantas maravillas se han hecho por engaño o bien por arte”.

El Templo de las Calaveras

Nuestra siguiente parada nos conducirá hasta el “Templo”, en él encontraremos una calavera con dos tibias cruzadas que representan la amarga espera de la princesa a su señor, entrelazando el amor y la muerte. La planta tiene ocho lados, en un claro símbolo de resurrección.

Imágenes Grotescas

Imprescindibles para entender la visita a Bomarzo, a veces fantasmagórica y grotesca, son las denominadas “Estatuas gigantescas” en las que la simbología juega un papel primordial.

En ellas podremos descubrir combates de titanes, en clara referencia a los orígenes del universo, además de un brutal gigante, de más de 4 metros de altura, que descuartiza a otro partiéndolo por la mitad. Sucesivamente podremos ver a Hércules despedazando a Caco, reflejando la dualidad entre el bien y el mal. También podremos observar a Cancerbero, el perro del dios Hades de tres cabezas, y al elefante de Aníbal, aplastando con su trompa a un legionario romano. Para terminar, podremos visualizar a Ceres, la Mujer durmiente, silenciosa en su profundo sueño, o a Echidna, con sus dos fieros leones.

Más adelante, en otro recodo del parque, una tortuga se enfrenta en una batalla inútil a una ballena. Seguimos caminando hacia un altar con las tres gracias como reclamo y otro más alejado, rodeado de musas. Debajo de ellas, siempre sus impertérritos y sorprendentes textos, que se vuelven a superponer en un recorrido que nos dejará sin aliento.

La Perspectiva deformada

Continuaremos en La casa Inclinada, construida en 1555, con tanta pendiente que es imposible de habitar, ni siquiera se pueden cruzar algunas de sus estancias, pues la sensación al visitarla es de vértigo absoluto. Sobre el dintel de la puerta, encontramos escrita, otra de sus frases lapidarias: “Para que el alma gane en prudencia, hay que buscar la tranquilidad”.

La Boca al Inframundo

Finalizaremos nuestra visita guiada en la construcción más impresionante de todo el recorrido, La Boca del Orco, una enorme cabeza esculpida en un grito de dolor, sobre cuyo labio superior está grabada la frase “Todo pensamiento es fugitivo”.

La cara desfigurada del orco invita al visitante a entrar y a conocer el significado mismo que encierra el Parque Sagrado de Bomarzo. Al irrumpir en sus dominios, encontraremos en una pequeña sala circular con un banco adosado al muro y un altar en el centro, en el que, por fin, entenderemos que estamos en las entrañas de Bomarzo, en el vientre creador de la tierra, donde el polvo y el agua dan cobijo a la muerte, convirtiendo a este lugar en la morada definitiva. La Boca del Orco se transforma así, en el corazón del bosque sagrado y el laberinto se desdibuja en un viaje, que termina justamente en la boca del infierno.

El maestro Ligorio aprovechó la geometría y las sombras de esta magnífica construcción, para que, al anochecer, el gesto de la escultura mutara y cambiara su dolor por una mueca de alegría al vislumbrar la noche. La visita de Bomarzo está repleta de continuas sorpresas y su “fauna escultórica” forma un cosmos perfecto en el que nada queda al azar.

Texto: Loli Beltrán  ·  Fotos: Shutterstock

Área de autocaravanas Bosque Sagrado:

  • Coordenadas  GPS: N 42° 29′ 29″ / W 12° 14′ 51″
  • Precio entrada al Parque: 9€/persona

¿Quieres viajar seguro?

Elige la mejor cobertura sanitaria

Elige Zalba-Caldú

Descubre otros lugares interesantes

¿Te ha gustado este artículo?

¿Te ha gustado este artículo?

Si quieres estar informado de todo lo que ocurre en On Road Magazine, suscríbete a nuestro boletín gratuito de noticias. Viajes, noticias de actualidad, vehículos, sorteos y mucho más!

Tu suscripción a nuestro boletín se ha realizado correctamente.