Hymer Ayers Rock

por | Vehículos

Si tuviera que definir la sociedad actual probablemente lo haría utilizando la palabra “cambio”, pues nos encontramos inmersos en una década marcada por importantes transformaciones en nuestra sociedad, tanto a nivel económico, político, como social, que hacen que el escenario que nos encontramos en cualquier rincón del mundo vaya evolucionando día a día.

El mundo del autocaravanismo no es ajeno a dicho cambio, y es que el perfil de los autocaravanistas es cada vez más variado y sus demandas muy distintas a las de hace algunos años. El autocaravanista de hoy sigue siendo un amante de los viajes, pero cada vez exige vehículos más compactos que les permitan llegar a los rincones más inhóspitos del planeta, sin renunciar por ello a un ápice de comodidad. El autocaravanista de hoy es también un amante de la naturaleza, y desea disfrutar de ella al máximo y compartirla con su familia y amigos, practicando todo tipo de deportes. Todo ello, en conjunto, hace que el vehículo que estos autocaravanistas necesitan sea difícil de encontrar en la oferta del mercado actual.

Ayers Rock, para los nuevos viajeros

Hymer no ha querido quedarse anclado en el pasado y por ello, hace pocos años, creó la gama de vehículos HymerCar mediante la que ofrecer, a este nuevo autocaravanista, un vehículo acorde con sus necesidades. Prueba de ello es su última creación, el Hymer Ayers Rock, presentado durante el pasado Caravan Salón de Düsseldorf y que encandiló a gran parte del público asistente.

Para dar nombre a su nuevo vehículo, Hymer ha recurrido a una de las mayores atracciones del Parque Nacional Uluru-Kara Tjuta, situado en el centro de Australia, donde se encuentra el Ayers Rock, también conocido como el ombligo del mundo, uno de los mayores monolitos del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987, y que da nombre a este curioso vehículo.

Calidad HymerCar

Realizado sobre la base del chasis Fiat Ducato, y equipado de serie con un motor Multijet de 115 CV, el Hymer Ayers Rock es aparentemente una camper de gran volumen más, si bien su grado de terminación denota el buen gusto que el fabricante alemán está ofreciendo en toda su gama de vehículos camper, con una elegante terminación en color blanco, decorado con unas sencillas franjas negras laterales y los correspondientes anagramas de la marca, los justos y necesarios para alejar su imagen de la de un vehículo comercial convencional, pero sin llamar excesivamente la atención, algo que gusta a los usuarios de este tipo de vehículos.

Con menos de cinco metros y medio de longitud (5,41 m) y poco más de dos metros de ancho (2,08 m), el Ayers Rock es un vehículo muy compacto, que únicamente puede verse penalizado por los más de dos metros y medio de altura (2,55 m) si bien son imprescindibles para disponer de una altura interior que permita a un adulto ponerse en pie (1,90 m).

Mezcla de dos mundos

Una vez en su interior, nos encontramos un vehículo con una distribución aparentemente convencional, compuesta por un salón comedor para cuatro personas en la parte delantera, el baño y la cocina en la parte central, y ocupando la zona posterior del vehículo una cama doble transversal de 1,92 x 1,25 metros, fácilmente desmontable para acceder a los compartimentos de almacenaje existentes bajo ésta. Sin embargo, si prestamos atención al techo del vehículo veremos que, opcionalmente, éste puede disponer de un techo practicable, como sucede en la mayoría de vehículos camper, lo cual permitiría disponer de una segunda cama doble de 2,00 x 1,35 metros, sin tener que transformar ni deshabilitar el salón comedor del vehículo para ello, convirtiéndose así en un gran aliado para las familias más aventureras. Dicha cama, equipada con una pequeña escalera para facilitar el acceso, incluso dispone de un conducto que nos permitirá disfrutar de la calefacción del vehículo en invierno.

 

Calidez interior

Probablemente el techo abatible sea lo que más llame la atención en el Ayers Rock, pero hemos de confesar que lo que a nosotros más nos ha gustado ha sido la calidad interior que ofrece, pues han conseguido un ambiente muy agradable gracias a la mezcla de modernidad y calidez que ofrece el mobiliario que Hymer denomina “Fino Barone”, combinado con la tapicería “Castaño” y el revestimiento de las paredes y techos mediante tela, lo cual también mejora el aislamiento acústico y térmico del vehículo.

Para la iluminación del mismo se ha recurrido, durante el día, y en caso de no montar el techo abatible opcional, de una claraboya panorámica de 700 x 500 mm en el comedor y de dos claraboyas de 400 x 400 mm en el baño y el dormitorio, además de lámparas tipo Led durante la noche, lo cual reduce en 3/4 pares el consumo eléctrico y alarga la autonomía de la batería.

La pasión por el detalle

Evidentemente, viajar en un vehículo de pequeñas dimensiones implica mantener un elevado orden, y para ello han dotado al Ayers Rock de un gran número de huecos y compartimentos que permiten la correcta colocación de todo nuestro equipaje. Especialmente interesante nos ha parecido el amplio compartimento de 17 litros de capacidad que encontramos bajo el piso del salón comedor.

Pero lo que más nos ha gustado de este pequeño vehículo ha sido el gran número de detalles, pensados para facilitar la vida a bordo que tiene, como el lavamanos practicable en el baño, la colocación de la puerta del frigorífico en el lado izquierdo del mueble de la cocina, o la mesa del comedor extensible y plegable rápidamente y que además no dispone de pie, demostrando todos ellos, que cada detalle en este pequeño Hymer ha sido pensado para facilitar la vida a bordo.

Equipamiento

La calidad del vehículo es algo que también vemos reflejado en su equipamiento. En la cabina del vehículo no faltan elementos como el ESC con asistente de frenado; Airbag para conductor y pasajero; elevalunas eléctricos; asientos de conductor y acompañante giratorios y regulables en altura; control de velocidad y un largo etcétera.

En el habitáculo del vehículo y pese a sus dimensiones, encontramos el equipamiento que podríamos tener en cualquier otra autocaravana Hymer: compartimento para 2 bombonas de gas, depósitos de agua limpia y de grises de 100 litros, frigorífico de compresor de 65 litros, segunda batería de Gel de 95 Ah, calefacción a gas Truma Combi 5, escalón exterior eléctrico, entre muchos otros.

Conclusiones On Road

Hymer ha decidido apostar por el futuro con su línea de vehículos HymerCar y especialmente con su nuevo Ayers Rock y es que, conscientes del elevado número de usuarios de vehículos camper existente en la actualidad, y pensando en que probablemente muchos de ellos desearían disponer de un vehículo que les proporcione algo más de confort a bordo, pero sin perder maniobrabilidad por ello, han decidido crear un vehículo que les permita disfrutar de esta forma de viajar con toda su familia, gozando de todas las comodidades de una autocaravana de tan solo 5,41 metros de longitud

Texto: Conrado Rodríguez  ·  Fotografias: HymerCar

  • Tipo: Camper gran volumen
  • Plazas 4
  • Motor: Multijet de 115 CV
  • Precio: A partir de 46.610 € (IEDMT no incluido)
  • Longitud: 5,41 m
  • Ancho: 2,08 m
  • Altura: 2,55 m
  • Peso máximo: 3.500 Kg.

¿Te ha gustado este vehículo?

Ven a descubrirlo a Autosuministros Motor

Encuéntranos

Descubre otros vehículos

¿Te ha gustado este artículo?

¿Te ha gustado este artículo?

Si quieres estar informado de todo lo que ocurre en On Road Magazine, suscríbete a nuestro boletín gratuito de noticias. Viajes, noticias de actualidad, vehículos, sorteos y mucho más!

Tu suscripción a nuestro boletín se ha realizado correctamente.